Viernes, 20 de julio de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡Un grafitero en el cole!

0

HPIM1885.JPG

Murfing, un grafitero de tan solo 15 años, ha sido el encargado de darle color al C.E.I.P. Europa de Linares, Jaén, de una forma muy especial…. Los alumnos  y alumnas de 3º de primaria te lo cuentan…

La clave para ser grafitero. Por Álex Constantín  Iosef, 8 años

El alumnado de 3º de primaria hemos tenido el placer de entrevistar a un famoso grafiero que nació en Linares. La entrevista ha sido muy interesante, ya que nos ha dado la clave para ser profesionales en el grafiti algún día. Él nos ha dejado muy claro que pinta lo que le gusta y el tema del dibujo lo piensa antes de hacerlo.
En el viejo y triste muro…
María Huertas Díaz, 9 años
¡Algo fantástico está ocurriendo en C.E.I.P Europa de Linares! En el viejo y triste muro sin vida de nuestro pequeño patio, están empezando a florecer dibujos de fantásticos cuentos y leyendas como la tímida jirafa de Madagascar llamada Elma, palomas que revolotean contagiándonos felicidad, nubes que lloran de alegría sobre flores de algodón dulce… Ahora me siento más a gusto en mi colegio.

HPIM1874.JPG

Verlo dibujar me emocionó. Por Emilio Lozano Anfruns, 8 años

Verlo dibujar me emocionó y me fijé que lo hacía de la siguiente forma: primero señalaba el borde de los dibujos, a continuación rellenaba las líneas y para terminar, con un color de la misma gama, le daba volumen. A mí, que tengo afición por la pintura, me ha gustado y deseo ¡¡¡pintar grafitis!!!

HPIM1694.JPG

La pintura se puede borrar con agua. Por Celia Moreno Gómez, 9 años

Para pintar utiliza botes de pintura acrílica, es decir, que se puede borrar con agua en spray o aerosol. Para poder pintar líneas finas o rellenar espacios grandes utiliza diferentes boquillas que va cambiando de los botes cuando lo necesita. Cada uno le cuesta 3 € aproximadamente. La verdad, es que es una diversión un poco ¡cara!

HPIM1632.JPG

Lugares donde todos puedan observarlos. Por María Palomares Garrido, 8 años

Para pintar un grafiti hay que buscar lugares donde todo el mundo pueda observarlos, pero no es nada fácil, porque no hay siempre paredes suficientemente grandes y si las hay, puede que sus dueños no le dejen pintar en ellas.
Murfin tiene un gran apoyo de sus padres, sobre todo de su madre, que desde pequeño le está animando continuamente para que llegue a ser un gran artista.