Viernes, 15 de diciembre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Un zoo en la cárcel

0

Carcel_Zoo4
Todo empezó hace 21 años, cuando los empleados de la prisión Stock Island Detention Center (Florida EEUU) vieron cómo una familia de patos estuvo a punto de ser atropellada en una carretera que rodeaba al centro penitenciario. Por aquel entonces decidieron ampliar unos metros la valla y construirles un pequeño estanque… Estos patos fueron los primeros residentes de este zoo gestionado por los mismos presos. Pronto se corrió la voz y comenzaron a llegar animales abandonados de todo el estado de Florida y poco después, ¡de todo el país!

Hace 10 años, una de las guardas, la antigua bióloga marina Jeanne Selander, decidió tomar las riendas del zoológico y pidió la colaboración a un grupo de presos de su confianza, todos con cierta experiencia en el trato de animales. Por aquel entonces solo había 25 animales. Hoy hay más de 150, la mayoría animales exóticos, y puede entrar en la cárcel a visitarlos las personas que lo deseen. ¡Qué bonita manera de aprovechar el tiempo los años que deben estar ahí! ¿Verdad?