Jueves, 26 de abril de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡Se dispara bajo el agua!

0

El científico noruego Andreas Wahl ha visto muchas películas en su vida y estaba harto de que le engañaran con cosas que jamás podrían pasar en la vida real. Cansado de ver escenas donde la gente no puede huir de las balas ni bajo el agua, decidió hacer un experimento para demostrar a todos que en el agua la bala se frena mucho antes de llegar a un objetivo lejano.

Con mucha sangre fría, el noruego se puso en una piscina delante de un rifle y ¡disparó! El resultado fue el que esperaba, la bala no logró recorrer ni un metro, demostrando así que ¡esas cosas solo pasan en las pelis! Y es que las moléculas en el agua están mucho más juntas que en el aire, por lo que a la bala le cuesta muchísimo avanzar en su trayectoria.