Martes, 12 de diciembre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡¡Robocup!!

0

¡El famoso Campeonato Mundial de Fútbol de Robots se celebra este veranoen Hefei, China! Esta divertidísima iniciativa científica internacional surgió en 1997 cuando el campeón de ajedrez mundial, Gari Kaspárov, fue derrotado por una máquina, el Deep Blue de IBM. El objetivo era fomentar el desarrollo de la inteligencia artificial y a día de hoy la competición se ha ampliado. Además del famoso torneo de fútbol, hay una competición de robots de rescate, otra donde compiten haciendo las tareas domésticas y otra junior, en la que robots presentados por estudiantes de primaria o secundaria tienen que competir en pruebas tan originales como bailar al ritmo de la música.

La Robocup se celebra cada año en una ciudad distinta y reúne a 4.000 ingenieros y científicos de 45 países.El año pasado fue en Brasil, coincidiendo con el Mundial de Fútbol de personas y ganó Australia. Este año le ha tocado a la ciudad china de Hefei del 19 al 22 de julio. ¿Quién ganará?

Hasta 40 países de todo el mundo presentan sus equipos a la RobocupSoccer. Actualmente el nivel de los partidos es como ver jugar a niños de 10 años, funcionan con batería, juegan partidos mucho más cortos que los normales, de unos 20 minutos, pero siguen nuestras mismas reglas. Los árbitros son humanos que comunican sus decisiones a un ordenador y esta a su vez la transmite a los robots.

Los jugadores, que varían desde humanoides del tamaño de un ser humano hasta objetos con ruedas del tamaño de pelotas de fútbol, compiten en pequeñas canchas bajo techo en divisiones organizadas de acuerdo con su tamaño. El equipo ganador de la categoría AdultSize humanoide se lleva la Copa Louis Vuitton, un trofeo de cristal tallado especialmente para RoboCup.

Pero para los organizadores, esta competencia anual no trata sólo de crear máquinas que den patadas, sino de proponer un robot que pueda tomar decisiones rápidas y acertadas, dentro de un equipo y en un ambiente cambiante. Cada año hacen el juego más complicado cambiando parámetros como las dimensiones de la cancha o el número de jugadores. Pero el objetivo final es ir perfeccionando los robots futbolistas y conseguir que en el año 2050 ganen a la selección de fútbol que sea campeona del mundo esos momentos. ¿Lo conseguirán?