Viernes, 28 de abril de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Este verano… ¡¡más fácil todavía!!

0

IMGP2647

Este verano, el C.E.I.P. Ana Josefa de Mateos de El Cuervo, Sevilla, no quiere que te aburras. Desde EL GANCHO, te refresca la memoria con cuatro juegos de toda la vida. ¡Ya no hay excusas!

¿Sabías que el juego de las canicas viene del antiguo Egipto? Pues sí, ya desde ese tiempo se jugaba pues se han encontrado canicas en la tumba de un niño egipcio de alrededor del año 3000 a.C. Todos conocemos las canicas. Son unas bolas de cristal o metal adornadas de muchos colores.

CANICAS

Las Canicas – Rocío Rivas, 2º primaria
¿Cuántos jugadores? Pueden jugar los que quieran. No hay límites de jugadores. ¿Cómo se juega? El juego es lanzar una o varias canicas para intentar aproximarse hasta tocar la canica del contrario y luego, pasar un obstáculo o aproximarse a un lugar estipulado. Cuando se gana una mano, se suelen tomar las canicas del otro jugador o de los jugadores contrarios. Para eso hay que tener mucha puntería y ser un buen jugador. Así que os animo a intentarlo.
Las Canicas – Manuel Benítez y Thalia Barea, 2º primaria
El juego más conocido de las canicas es El Círculo. Se dibuja un círculo en el suelo y dentro de él se colocan las canicas apostadas. Los jugadores, por turnos, intentan sacar las canicas del círculo para quedarse con ellas. El juego termina cuando todas las canicas han sido sacadas del círculo.

IMGP2635
La peonza – Ana Carmona y Alejandra Garrido, 2º primaria
A la peonza también se le llama trompo. Es un objeto casi siempre de madera y que en una parte tiene una punta de metal para poder bailar. Puede haber trompos de muchas formas y colores. En nuestro cole, que la mayoría son de madera, aprovechamos para decorarlos en clase de plástica.
La peonza – Ángela Calvo, 2º primaria
¿Cuántos jugadores? En este juego no hay límites de jugadores. ¿Cómo se juega? Enrollando la cuerda alrededor del trompo y tirando con mucha fuerza de uno de sus extremos a la vez que se lanza contra el suelo, se consigue que el trompo rote sobre su punta, de pie y girando en el suelo. También se puede hacer un círculo en el suelo y bailar más de un trompo dentro y entre ellos se chocan y se empujan y se salen del círculo. Quien gana es el que se quede dentro del círculo. Hay muchas formas de jugar, tú puedes inventarte una.

IMGP2653
El diábolo – José Luis Leal y Mari Carmen Cala, 2º primaria
¿Sabías que el diábolo también se conoce como el diablo o el diablo de dos palos y que fue inventado en China y era un juguete que al principio lo usaban los malabaristas y payasos? Pues sí, este juguete al que todavía seguimos jugando en el cole, tiene ya muchos años y es un juguete un poco difícil de usar. Los diábolos son de diferentes formas y materiales.
El diábolo – Daniela Ganfornina y Juan Pérez, 2º primaria
¿Cuántos jugadores? A este juego pueden jugar todos los niños y niñas que quieran. ¿Cómo se juega? Al diábolo se juega con una cuerda atada a unos palos que están en los extremos de la cuerda y tienes que coger los palillos y moverlos hacia arriba y hacia abajo y si está el diábolo dando vueltas, lo puedes tirar y coger en el aire sin que se caiga. ¿Quién gana? Gana el que lance el diábolo y lo recoja sin que se caiga al suelo.

IMGP2664
 Los tazos – Laura Bellido y Pablo Romano, 2º primaria
Los tazos son de origen español. Eran piezas de cartón que en su origen, representaban a personajes de dibujos animados. Cada bolsa de patatas tenía uno y la gracia era reunir la mayor cantidad posible.
Después, los tazos empezaron a utilizarse para apostar con tus amigos. Al fin y al cabo los tazos son una versión moderna de las canicas.
Los tazos – Nicolás Bellido y Jose Manuel García, 2º primaria
¿Cuántos jugadores? A este juego pueden jugar todos los niños y niñas que quieran. ¿Cómo se juega? Los que juegan tienen que echar un tazo boca abajo y el resto de jugadores tienen que ir lanzando sus tazos e intentar darle la vuelta para conseguir ganarlo. Hay tazos de muchas formas, colores y marcas, de dibujos animados, de fútbol, etc. Se puede jugar a los tazos en arena, en el suelo de la calle o en cualquier sitio que se os ocurra. ¿Quién gana? Gana el que se lleve más tazos por levantarlos y eso sí, se los queda para siempre. Je, je je.

IMGP2668