Viernes, 28 de julio de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Estaban dos niños, cada uno con un trompo y uno le dice a otro:

0

- Baila el trompo.
Y el otro le contesta:
– No sabo.
– No se dice ¡no sabo!, se dice ¡no sepo!
En ese momento una señora estaba escuchando la conversación de los niños y les dice:
– No se dice ni no sabo ni no sepo.
Los niños le preguntan:
– Entonces, ¿cómo se dice?
La señora les contesta:
– No sé.
Y los niños le dicen:
– Entonces, ¿por qué se mete en la conversación?