Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡Navidades a la mexicana!

0

IMAGEN Y AHORA TU 2

La Navidad en Ameyalli
Aquí, en mi escuela Ameyalli, festejamos muy lindo. Primero, hacemos un círculo y una maestra nos dirige una refl exión con los ojos cerrados y nos motiva a mejorar. Después, colocamos una vela con nuestros mejores deseos en un espiral que se hace en la escuela. También, al terminar, comemos todos juntos y rompemos las piñatas que cada grupo hizo. Ponemos un Nacimiento que hacemos todos los niños en clase de arte. Al otro día hacemos obras de teatro, pastorelas, bailes y canciones, se da ponche y buñuelos.
Luis Alberto Bobadilla Estrada, 10 años

Villancico mexicano
La posada es como una representación de lo que pasaron la Virgen y José para que les dieran posada para dar a luz al Niño Jesús. La gente va caminando de casa en casa cantando algo como esto: “En el nombre del cielo, os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada”.

Las piñatas tienen su origen en la época colonial mexicana, cuando los padres franciscanos buscaban sustituir las fiestas paganas. La piñata representa el pecado y hay que pegarle con un palo que signifi ca la fuerza de Dios. El momento que se rompe, simboliza los premios y bendiciones que Dios nos da al vencer el pecado. Se preparan aguinaldos con dulces de la temporada y se reparten a todos los participantes.
Lo más bonito es el 24 de diciembre, antes de la cena de Navidad se arrulla al Niño Jesús y se le cantan villancicos. Los niños tocan campanitas y se prenden luces de bengala. En ese momento, hacen una petición y se dan abrazos y regalos.
En México, la Navidad es padrísima; la gente cena y convive con su familia, vecinos y amigos. En esta ocasión se cantan rimas como éstas:

Zacatito verde llena de rocío
el que no se tape se muere de frío.

Arriba del cielo hay una sandía
en donde se asoma la Virgen María.

Juan Pablo Iniestra Becerra, 10 años

pastorela 2008074

Las posadas
Llegando diciembre, comienza un ambiente navideño, las luces, las piñatas, las esferas, los regalos, el Nacimiento y ese delicioso ponche que hace mi abuela. Se hacen posadas que
comienzan el día 16 y terminan el día 24. Todos los días pedimos posada y el último día es la llegada del Niño Dios. En todas, rompemos piñatas, tomamos ponche y nos dan colaciones.
El día 24 hacemos una gran cena que comienza a las 10 de la noche. Nos reunimos toda la familia y cuando llega la hora de la Navidad, a las 12, todos nos abrazamos y nos deseamos felicidad. Y por último, lo más emocionante es ¡la hora de ir a dormir para la llegada de los juguetes que nos trae el Niño Dios!
Bruno Balam Peralta Fonceca, 10 años

Piñatas navideñas
Las calles se adornan con bellas flores de papel de muchos colores. En las iglesias ponemos Nacimientos de figuras y se organizan las posadas. Todos vamos a cantar con velas en la mano y rompemos piñatas. Tomamos ponche delicioso y comemos tamales riquísimos. Es divertido en la iglesia de San Juan pues el Nacimiento es con personas y animales de verdad. Y en la iglesia de San Martín, le rezan a las piñatas y las rompen el día de los Reyes Magos, o sea el 6 de enero. En Navidad hay lucecitas, adornos y regalos con la familia. ¡Amo mi país!
Gaia de Luca Ojeda, 7 años

IMAGEN Y AHORA TU 1