Martes, 28 de marzo de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

PAZ PADILLA

0

Paz_Padilla_1

Cuando eras pequeña, ¿eras buena estudiante?
Nunca supe qué era eso. Siempre me quedaban unas pocas para septiembre.

¿Cómo se lo decías a tus padres?
Mi padre no se enteraba de nada. Las notas eran suficientes e insuficientes y él se hacía un lío. Los insuficientes eran puntos rojos y los suficientes azules. Él me preguntaba: “¿de qué color son los aprobados?” .Yo le decía: “rojos”. Y mi padre se quedaba encantado: “¡uy qué bien!” Yo le contestaba: “¡eah, eah para que veas!” Ja, ja, ja, ja…

¿Cuál era tu sueño antes de llegar a la tele?
Tener una piscina y comer bocadillos de jamón todo el día.

¿Por qué cambias tanto de peinado?
Renovarse o morir, el pelo está para jugar. No hay que preocuparse tanto por el físico ni por el qué pensarán.Hay que jugar con tu imagen y sentirte cada poco tiempo diferente.
Fíjate si cambio que ahora lo tengo largo y pelirrojo, y cuando salga en la tele en mi nuevo programa estará moreno y corto… ja, ja, ja. ¡¡¡Nunca sé cómo voy a estar mañana!!!

¿Qué peinado es el que más te ha gustado?
Una rasta de colores que me puse un día y me la quité al siguiente. Estuve 8 horas en la peluquería… ¡Qué “doló” de cabeza más malo! Me quedaba divino pero… ¡no soporté ese peso!

¿Te gusta comer? ¿Por qué estas tan delgada?
¡Ay! Porque soy pirómana, lo quemo todo. Como muchísimo pero soy como una lombriz, siempre estoy nerviosa. Mi mote era “lombriz de tierra” porque no paraba de moverme.

¿Cuánto tardas en pensar un chiste o una broma?
A veces soy muy rápida y otras veces tardo años… ¡Vamos, que no caigo nunca!

¿Qué es lo más divertido que te ha pasado en un programa?
Estaba con Galindo, un compañero muy, muy bajito que tenía en CrónicasMarcianas. Un día Fuentes, otro compañero, dijo algo que me hizo mucha gracia. La Fanta que me estaba tomando salió de mi boca como una fuente y cayó encima de Galindo. Se tuvo que cambiar de ropa y todo…

¿Le gusta tu profesión a tu hija?
Lo lleva bien porque nació con ella. Además como yo soy igual dentro de casa que fuera, pues le resulta muy divertido. Cuando por ejemplo vienen los amigos a casa, me dice: “Mamá haz tonterías de las tuyas”.

Los chistes de Paz
¿Qué le dice un espagueti a otro?
El cuerpo me pide salsa.

Perdone, ¿la calle Murillo?
Es la que viene.
¿Sí? Pues entonces la espero aquí.

¿Qué le dice un semáforo a otro?
No me mires que me estoy cambiando.

Éste se lo ha inventado mi hija de ocho años.
Mamá en el colegio me dicen pija.
¿Y eso por qué, hija?
¡¡A que es fuerte, tíaaaa!!

Consejos para confesar las malas notas:

– Busca el momento oportuno: cuando estén de buen humor.
– No tardes más de un día en decirlo: cuanto antes mejor.
– Tómatelo con seriedad: no te rías o se enfadarán más todavía.
– Dilo poco a poco: primero un cate, después un aprobado…
– No utilices: “la profesora me tiene manía”. Nunca funciona.
– Reconoce tu culpa: no chulees y cuenta la verdad.
– Promete estudiar este verano: todos los días una hora y los fines de semana media hora.
– Cambia de actitud: el curso que viene vas a aprobar todo.

Consejos para aprobar en septiembre:

– Prepáralo todo antes de empezar a estudiar.
– Organiza tu tiempo.
– Lleva una dieta equilibrada.
– Haz deporte habitualmente.
– Empieza a estudiar por lo más fácil.
– Deja lo más difícil para cuando estés completamente concentrado.
– Intercala minutos de descanso.
– Duerme siempre de 8 a 10 horas diarias.