Viernes, 26 de mayo de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡Agua por favooor!

0

A este pobre gato que está muerto de sed, su dueño le gasta una broma. ¡Y menuda broma! Je, je, je. Abre el grifo de la cocina y la única manera que tiene el minino de beber es metiéndose debajo. Al final, el gato decide que es mejor darse un baño y beber un poco, que quedarse seco y sin agua.