Lunes, 24 de septiembre de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

USB escondidos por el mundo…

0

Si un día vas caminando por la calle de una ciudad cualquiera del mundo y ves una memoria USB incrustada en una pared, no empieces a maquinar y a pensar que se trata de algún proyecto ultrasecreto del gobierno, estás ante una ‘dead drop’, o lo que es lo mismo, ante una de las miles de memorias USB que están escondidas alrededor del mundo y en los sitios más comunes, ¡donde nunca nos hubiéramos imaginado!

Esta original idea se le ocurrió hace seis años al artista alemán Aram Bartholl, quien escondió las primeras cinco memorias USB en Nueva York y actualmente hay ¡miles por todo el mundo!

¿Con qué intención? Con la de crear una red P2P (de persona a persona) anónima, que permitiese el intercambio físico de archivos sin necesidad de conectarse a Internet. Consiste en hacer un agujero en un muro, se incrusta el ‘pendrive’ dejando la parte del conector a la vista, se sella con masa o cemento y ¡listo! eso sí, siempre deben situarse en una pared o edificio público. ¿Ell paso siguiente? Comunicar a la web deaddrops.com el lugar exacto donde se ha colocado la memoria USB para que otros usuarios puedan encontrarla e iniciar el intercambio de archivos.

Suena divertido pero… solo nos faltaría un pequeño detalle… ¿Es legal incrustar un USB en una pared? ¿Y si el contenido fuera peligroso…? ¡Mejor no probarlo!

¡Sí, has encontrado una de las 5 imágenes del concurso de Chicos!

Abril 16. Tocador Collarine1