Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡Una propina de 200 dólares!

0

 

propina-de-200-dolares
Brandi es una camarera de un restaurante de Estados Unidos que estaba muy triste porque por motivos económicos no podía ir a ver a su hijo, del que se encontraba separada. Pero hace tan sólo unos días, repentinamente, como si de una película Disney se tratase, ocurrió algo realmente mágico. No te pierdas el resto de la historia, ¡es verdaderamente fantástica!

Un cliente que se encontraba consumiendo una bebida en el local y que estaba siendo atendido por la propia Brandi, escuchó como esta le contaba a sus compañeros los problemas que estaba teniendo para poder ver a su hijo. Fue entonces cuando este gran hombre decidió pedir la cuenta y ¡¡dejar 200 dólares de propina para Brandi!!

Este buen samaritano quiso pasar desapercibido y se fue del restaurante ¡¡antes de que Brandi viera su regalo!! Además, le dejó escrita una nota detrás del tique de la cuenta, donde le decía a Brandi ¡¡que ahora sí que podía ir a ver a su hijo!! Que historia más bonita, ¿verdad? ¡¡Ojalá ocurrieran más cosas así!!