Jueves, 23 de noviembre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Una canción para alegrarle el día

0

Este grupo de jóvenes decidió que quería hacer algo bonito por alguien y un mendigo fue el elegido. Sin decir nada, uno de los chicos le pidió su cubo para tocar música y aunque al vagabundo le pareció extraño, confió en el chico y se lo prestó. En ese momento, el joven empezó a hacer música con él, y en unos instantes, había tres chicos más, una guitarra y una canción de fondo. Al finalizar, todo lo que recaudaron se lo regalaron al hombre, que se quedó con el recuerdo de una canción bonita y una sonrisa.