Domingo, 22 de octubre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Un policía salva a un osito

0

Un oficial de policía de la ciudad de Carroll, en New Hampshire, Estados Unidos, se vio obligado a interrumpir su viaje en coche cuando se encontró con una familia de osos que cruzaba la carretera. Esperó pacientemente a que la madre pasara con sus crías, pero no contaba con que volverían y volverían a pasar. Pronto descubrió la razón de las vueltas que daban los animales. Y es que uno de los oseznos no se encontraba en condiciones de seguir a su familia, ¡el pobre estaba herido! Finalmente la mamá oso tuvo que tomar la difícil decisión de dejarlo atrás y el policía lo cogió para encargarse de él.

Actualmente mantienen al pequeño oso en rehabilitación hasta el momento en que se encuentre bien. Cuando esto suceda, el osito podrá regresar con su familia, que seguro que le echa de menos. En este caso, el oficial no podrá quedarse con el animal que salvó, como ocurrió con el gato que fue adoptado el policía que lo rescató, porque se trata de un animal salvaje que necesita estar en libertad.