Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡Un koala en casa!

0

Nikki Erickson volvió a su casa un día como otro cualquiera. Pero lo que no imaginaba es que tenía ¡un invitado sorpresa! Un koala se había colado en su salón y estaba agarrado a la barra donde la australiana practica sus pasos de baile para relajarse del trabajo. El animal, que tenía cara de asustado, intentaba subir por la barra. Nikki sacó su móvil para grabar la original escena y el resultado es que parece que el koala se marca un bailoteo ¡de lo más gracioso!

Erickson llamó al Parque Regional Daisy Hill, de donde vinieron los expertos a llevarse al asustado animal para que viviera en su hábitat con los de su especie. Finalmente resultó que el koala danzarín era una hembra, a la que han puesto de nombre Larissa y que ahora vive feliz en el parque junto a otros animales.