Lunes, 23 de octubre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡¡Taxi!!… Comienza el espectáculo

0

Nunca se sabe. Te montas en un taxi y todo puede pasar… Estas son algunas de las alucinantes historias que hemos rescatado para celebrar el Día del Taxista, 7 de mayo.

Taxi 1

 

Los taxistas viven anécdotas de todos los colores, por eso utilizan una frase muy cinematográfica que lo deja claro: “cuando se baja la bandera, empieza el espectáculo”. Como un espectáculo debió ser la cara de un taxista de Las Vegas, Gerardo Gamboa, cuando descubrió que se habían dejado en su taxi más de 200.000 euros en una bolsa. Al verlo, hizo todo lo posible para encontrar al dueño y se lo devolvió. Por eso lo eligieron ¡taxista del año en su ciudad! Y es que los olvidos en los taxis no tienen desperdicio. Tanto es así que cada año, un estudio valora las cosas más curiosas olvidadas en un taxi y hay de toooodo: una pierna ortopédica, una dentadura postiza, una peluca, un cortacésped… ¡La lista es infinita! Boquiabierto se quedó también un taxista londinense cuando subió a tres jóvenes que le pidieron que los llevara ¡¡a Sidney, Australia!! Y lo mejor de todo es que les dijo que sí y se pasaron 15 meses viajando por más de 50 países. La carrera fue tan larga que entró en el Libro Guinness de los Récords con ¡más de 90.000 euros!

Taxi 2

 

¿Y la cara de los clientes cuando se suben a algunos taxis? También es un poema… Hay algunos Lamborghinis, Porches e incluso ¡camiones Mercedes! ¿Y el más pequeño del mundo? Un BMW antiguo que lo hicieron taxi en Michigan, EE. UU. O imagínate entrar en uno repleto de luces de neón, con techo de colores, ordenador con televisión… Es el conocido “taxi atómico” del madrileño Ángel Fernanz, ¡un fanático del tunning! Algo parecido, pero más cómodo, es el del londinense de David Weeks, quien ha recreado una habitación de hotel para poder pasar la noche: colchón, almohada, lámpara, frigorífico e incluso un iPad. ¿Qué más quieres?

Taxi 3

 

Pero hay otras muchas maneras de sorprender a los clientes. Y de eso sabe mucho un taxista chileno, Sergio, que tiene el suyo lleno de mensajes con fantásticos premios. Por ejemplo, todo alumno de primaria que haya sacado más de un 7 en un examen esa semana ¡viaja gratis! Y gratis también trabaja el taxista sevillano Rafael Segura quien, con su taxi convertido en juguetería, ha conseguido su sueño de convertirse en el Taxi Solidario, llevando gratis a los niños enfermos de cáncer. ¡Esto sí que es una buena manera de sorprender! Y no podemos olvidar la sorpresa que se llevaron algunos noruegos al entrar en el taxi y descubrir que el que los llevaba era Jens Stoltenberg, ¡el primer ministro de su país! Al parecer, decidió ponerse al volante para oír la opinión de la gente antes de las elecciones. ¡Lo que no sabemos es si cobraría las carreras o no! Je, je, je…