Jueves, 14 de diciembre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡Sin y Eggy juntos de nuevo!

0

¡Una historia con final feliz! Esta perra fue entrenada por Sin, un guía alemán, que la enseñó a detectar bombas en Afganistán. Eggy se sentaba cada vez que olía un explosivo y era la mejor. Salvó incluso la vida de un grupo de soldados canadienses al oler una bomba justo antes del paso de la compañía.
Pero Sin y Eggy se separaron, la perra se quedó en Afganistán y sin volvió a España. Hace 5 meses empezó a mover cielo y tierra para traerse a la perra porque normalmente los sacrifican cuando son mayores. ¡Y por fin lo consiguió! Sin y Eggy se encontraron esta semana tres años después desde la última vez que se vieron. Ahora, como veterana de guerra y con muchos galones, Eggy se jubila junto a su dueño en España.