Martes, 23 de octubre de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Nueva familia para Simon

0

perro simon2

Un grupo de jóvenes encontró a Simon en la calle, donde sobrevivió 10 días, sin atención veterinaria, tras ser atropellado por un coche en abril del 2015, en Tabio (Cundinamarca). Lo llevaron a la Fundación Tepa, en el mismo municipio y allí le curaron las heridas de la cara, el cuerpo y las patas, y lo estabilizaron. Lo salvaron pero tiene una fisura en la columna, y su pelvis y cadera están partidas. Por lo que perdió la movilidad de sus patas traseras…

Necesitaba una costosa cirugía que no se hizo por falta de recursos. Los encargados de la Fundación le consiguieron una silla de ruedas a través de una donación y desde ese momento comenzó a disfrutar de la nueva oportunidad que le daba la vida. La silla de ruedas, hecha de metal, velcro y espuma, le permite salir al parque, buscar comida o agua y correr hacia las ventanas de su casa, en el norte de Bogotá, para ladrar cuando escucha ruido.

Tres meses después, en una jornada de adopción, conoció a María Isabel Arango, quien se ha convertido en su fiel cuidadora. Todos los días, le ayuda con ejercicios en sus patas. También usa una especie de bolsa de dormir. Pero Simón hoy es un perro feliz con su nueva familia, es alegre, juguetón y sobre todo, guerrero.

perro simon en silla

perro simon1