Martes, 24 de octubre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

El gato vampiro

0

Se llama Monkey,  tiene 6 años y no se habría convertido en toda una celebridad en Instagram si no fuera por una fatídica noche en 2010, que cambió su vida para siempre.
Su ahora propietaria, Nicole Rienzie, estaba en el coche cuando el felino se lanzó hacia él. Monkey, que aún no tenía ni dientes, parecía ileso pero era diminuto, flaco, sucio e infestado de pulgas, con conjuntivitis severa en ambos ojos, así que Rienzie decidió llevárselo y encontrarle un hogar...

Sin embargo, Nicole estaba pasando por un muy mal momento, había perdido a su padre y a un amigo, así que el gatito parecía que podía ser una buena medicina... Decidió adoptarlo y al ver que el gatito saltaba y trepaba los árboles, decidió ponerle de nombre Monkey. Un año después, Nicole se quedó asombrada cuando vio que le habían crecido un par de colmillos blancos, laaaargos y puntiagudos. Lo llevó a al veterinario y este le confirmó que simplemente se trataba de un extraño fenómeno pero que no corría ningún peligro. Hoy en día, Monkey es toda una estrella en Instagram, donde cuenta ya con 32.000 seguidores.