Domingo, 21 de octubre de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Un cachorro de león está paseando cuando encuentra a un misionero.

0

El leoncito empieza a jugar con él, corriendo de un lado a otro. La mamá leona lo ve y le grita desde lejos:
– ¡Niño, con la comida no se juega!