Lunes, 20 de agosto de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Llega un ciempiés, desesperadísimo a su casa:

0

- Papá, Papá ¡¡abre la puerta que me va a comer una gallina!!
– Espera hijo, que me pongo los zapatos.
– ¡¡¡Nooooooooooooooo!!!