Miércoles, 21 de febrero de 2018
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Era un ladrón, tan tonto, tan tonto…

0

que cuando robaba una tienda, se llevaba los maniquíes para no dejar testigos.