Viernes, 24 de noviembre de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

CARLOS CAMPANO

0

Carlos Campano 1

Este joven de Dos Hermanas, Sevilla, se montó por primera vez en una moto con 4 años cuando su padre se la regaló por su cumpleaños. ¡Y fue con 25, cuando cumplió su sueño! En 2010, tras duros entrenamientos y gracias al apoyo de la Consejería de Deporte, Carlos consiguió ser el primer español campeón del mundo de motocross en la categoría MX3.

¿Con qué edad empezaste? ¿Cómo? ¿Por qué?
Empecé con 4 años cuando mi padre me regalo mi primera moto en mi cumpleaños.

¿Tus padres te dejaban?
Sí, mi padre corría cuando era joven y a mi madre no le importaba porque sabía que me encantaba.

¿Y con qué edad empezaste como profesional?
Con siete años ya corría, pero profesionalmente empecé a los 17 años.

¿Seguías con los estudios?
Sí, hice todo hasta la selectividad con muy buenas notas pero no entre en la universidad para poder correr en el mundial de motocross como profesional.

¿Cuántas motos has tenido?
Muchas, desde los 4 años he tenido una moto diferente cada año, después dos, tres…

¿Y ahora? ¿Cuántas tienes?
Este año he tenido cuatro, pero ya mismo las cambio por otras nuevas.

¿Cuál es la que más te gusta y por qué?
Con la que he ganado este año el mundial, es la que mas corre!

¿Qué sentiste al ser campeón del mundo de motocross en la categoría MX3?
Mucha alegría, es el sueño de todos los pilotos y yo he podido lograrlo.

¿Y ahora a por MX1?
Sí, espero poder haberlo igual de bien y mejorar como piloto.

¿A quién le dedicas tus victorias?
A mi familia, a todo mi equipo y por supuesto a mis seguidores por apoyarme tanto.

En las carreras

¿A cuántos metros de distancia has llegado a estar de la tierra?
¡Más o menos a la altura de una casa de tres plantas!

¿Qué es lo más difícil que has hecho con la moto?
Correr cuando llueve mucho mucho mucho y hay muuucho barro.

¿Qué piensas cuando estás justo en el salto?
¿Cómo adelanto a ese?

¿Qué circuito es el que más te ha gustado y por qué? ¿Y el más complicado?
El que más me ha gustado es Bud Creek en América, por los saltos que tenía. El más complicado se llama Namur, en Bélgica. Era en un parque con un castillo y lleno de arboles y barrancos.

¿Has tenido muchos accidentes?
Sí algunos, pero siempre tienes ganas de recuperarte pronto para volver a correr.

¿Los entrenamientos son duros?
Sí es lo más duro, son muchas horas, pero son muy importantes.

¿Eres supersticioso?
¡Un poco!

¿Haces siempre algo antes o después de las carreras?
Nunca duermo con calcetines la noche antes de una carrera!

¿Qué salto nunca harías?
Todos se pueden hacer, solo hay que estar preparado.

Terminar la frase…
Para montarte en una moto hay que… ¡llevar siempre casco!
Para saltar hay que… ¡apretar bien la moto con las piernas!
Para conducir hay que… estar concentrado!
Para ganar hay que… entrenar muy duro.
Para perder hay que… rendirse antes de tiempo
Para ser campeón hay que…creer en ti y trabajar ¡más que los demás!