Jueves, 30 de marzo de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Una montaña rusa… ¡en casa!

0

Papá quiero crear mi propia atracción, le dijo Lyle Pemble a su padre y… ¡manos a la obra se pusieron padre e hijo! The Caution Zone, mide 50 metros de largo y está totalmente hecha de madera. Tras seis meses de construcción, los Pemble disfrutan de la montaña rusa en su jardín de Orinda, a las afueras de San Francisco. El padre ha declarado que el culpable de la gran obra es su hijo que ha contribuido en gran medida a la planificación y ejecución de la montaña.