Martes, 17 de enero de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Un repartidor muy peculiar

0


Una pizzería rusa ha decidido que a partir de ahora sus pedidos serán repartidos por ¡drones! ¡Cómo lo lees! Cuando hacen un pedido, meten la dirección en el dron y éste marcha con el pedido. El robot volador lleva incorporada una cámara desde la que controlan que el cliente se encuentre en la dirección acordada. Una vez localizado, baja la pizza y ¡a zampar! La cadena de pizzería ya ha anunciado que los próximos repartos con drones se harán en espacios abiertos como parques, playas o campus universitarios.