Miércoles, 7 de diciembre de 2016
Twitter Facebook Google Plus Youtube

Salvado por la nariz

0

El americano Steve Robles estaba nadando por la playa en Manhattan Beach (California, EE. UU.) cuando fue atacado por un joven tiburón blanco de más de 2 metros de largo. ¡¡Qué miedo!! Su valiente reacción le salvó la vida. No se le ocurrió otra cosa que agarrar la nariz del tiburón para quitárselo de encima. Esto distrajo un poco al animal, que solo logró hincarle los dientes en el costado derecho y en la mano. Por suerte para el bañista, el tiburón cayó en una línea de pesca de varios amigos que intentaban capturar rayas. Esto consiguió tener atado al animal 30 minutos y Steve pudo salvarse. ¡¡Por los pelos!!