Martes, 22 de agosto de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

PEDRO DUQUE

0

PEDRO DUQUE ASTRONAUTA

El único astronauta español que ha estado en el espacio, Pedro Duque, cuenta sus sensaciones, miedos y curiosidades de estos apasionantes viajes. Un madrileño que desde niño quiso visitar las estrellas y después de mucho esfuerzo y estudio, lo consiguió.

¿Cuántas veces has viajado al espacio?
Dos. De diez días cada uno. Una vez en el Transborador Discovery y la otra en un cohete ruso hacia la estación.

¿Es difícil conseguir ser astronauta?
Tienes que estudiar una carrera más que entrenar. Lo más importante es saber cómo funciona cada cosa del cohete. Una vez que se cierra la puerta nadie va a venir a ayudarte y tampoco puedes aterrizar a mitad de vuelo para que te reparen la nave.

Para entrenar, hay simuladores que funcionan igual que tu nave espacial y en ellos, los profesores te ponen fallos y nosotros tenemos que arreglarlos rápidamente.

También hay que saber hacer cosas físicas, tener aficiones deportivas o por ejemplo hacer buceo, no vale solo con estudiar mucho.

¿Alguna manía antes de despegar?
Es costumbre entre los astronautas rusos pararse justo antes de llegar al cohete, que está muy lejos, y echar un pis. Tiene sentido, mejor eso que hacérselo encima luego ¿no?

Lo mejor y lo peor del espacio.
Lo mejor, las vistas. Puedes pasar horas y horas junto a la ventana y no cansarte nunca de ver las costas, las islas, las cordilleras, los desiertos….

Y lo peor que hay que trabajar. Sólo unos pocos han ido por gusto. Otra gente dirá que lo peor es el mareo de los primeros días. Yo he visto gente pasarlo bastante mal, gente muy experimentada pero al que le toca no lo puede remediar.

¿Cuántas personas forman el equipo que va al espacio?
Es necesario tener al menos dos personas que sepan hacer cada cosa. En el espacio podría pasarle algo a alguien, aunque sólo sea un mareo fuerte, y la nave espacial tiene que pilotarse.

Siempre hay dos que la saben llevar, que saben hacer los experimentos de medicina y las reparaciones por fuera… Cuando somos pocos, en mi nave íbamos tres, hay que saber hacer de todo.

¿Pesa mucho el traje?
Hay principalmente tres tipos de trajes. El traje de ir en el cohete (Lanzamiento y aterrizaje), un traje hermético por si se escapa el aire, pero no pesa mucho. El de estar en el espacio no es un traje especial. Vamos con camisetas que tienen Velcros por todas partes para sujetar las cosas. Y el traje de hacer trabajos por fuera. Es el que más pesa, unos 200 kg. porque es como una nave espacial pequeñita en sí misma. Pero da igual porque en el espacio exterior, el peso no se siente.

¿A qué velocidad se va?
Una nave espacial tiene que moverse muy, muy deprisa por el espacio para poder dar vueltas a la tierra sin caerse. Hay que alcanzar los 28.000 km/h, 30 veces más rápido que un avión normal. Menos mal que no hay aire…

¿Qué es lo primero que se siente en el espacio?
Eso está muy claro: se siente uno caer. Al apagarse los cohetes, una vez que vas a esa velocidad que hemos dicho, la nave espacial se cae hacia la tierra pero por ir tan rápido esa caída se convierte en vueltas a la tierra. Hay que templar bien los nervios porque al caerse uno lo normal es asustarse….

¿Y qué se ve desde arriba?
Se ve un trozo muy grande de la tierra y según la altura, se puede ver España entera. El cielo es siempre negro y el borde de la Tierra se ve de colorines. Merece la pena.

 

PEDRO DUQUE ASTRONAUTA 2

¿Qué coméis?
Se come todo en latas ya cocinado. No se puede cocinar porque no hay tiempo y porque es muy difícil hacerlo cuando todo flota, incluidas las sartenes. Son como las comidas de acampada, calentar y listo.

¿Y cómo se va al cuarto de baño…en el espacio?
Para hacer pis tenemos una especie de boca de aspirador. Hay que encenderlo y cuando se escucha el aire se puede hacer pis dentro. Las mujeres tienen adaptadores según les sea más cómodo a cada cual.

Para hacer caca es también un aspirador, pero la boca más grande claro y con forma de sentarse encima. Todo lo que recogen los aspiradores se guarda muy bien cerrado y cuando llega la nave que recoge los desechos se meten esos barrilitos.

¿Qué es lo más difícil de hacer sin gravedad?
En general todo es difícil al principio. Las cosas se van flotando y hay que pegarlas con Velcro. Al teclear en un ordenador, el cuerpo se te va para atrás si no te agarras bien. Al atornillar algo, si no te agarras, das vueltas al revés que el tornillo… Se necesita su tiempo para acostumbrarse.

¿Nos cuentas un chiste del espacio?
Un turista del espacio baja de la nave y pasa el reconocimiento médico. Se alarman mucho porque tiene las manos muy rojas e hinchadas. Le preguntan:
– ¿Qué te ha pasado?
– El comandante y los otros, que cada vez que echaba mano de alguna palanca o botón me atizaban, “Eso no se toca, eso tampoco”.

¿QUÉ PIENSA DE…?

El Sol: Una bendición. La mejor energía.
La gravedad: No sabes lo que es hasta que no la sientes.
La vida: No sólo en este planeta.
El OVNI y los extraterrestres: Lo mismo hay en algún sitio… pero todavía no nos han saludado. Procuremos no creernos las cosas que nos cuentan sin ver de dónde salen.
La Tierra: Una esfera muy bonita
El agua: Lo que da el color y la vida a la tierra
Un sueño: Ver astronautas que yo he preparado en Marte algún día.