Miércoles, 18 de enero de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

¡El Carnaval de Villar del Arzobispo!

0

ceip-fabian-y-fuero-carnaval-villar-del-arzobispo (18)web

Los alumnos y alumnas de 4º de Primaria del C.E.I.P. Fabian y Fuero de Villar del Arzobispo nos cuentan el fantástico Carnaval que han celebrado. El texto ha sido elaborado conjuntamente por las clases de 4º A y 4º B. ¡Lo han clavado!

El carnaval es una fiesta popular que tiene al público como actor y a la calle como escenario. Se celebra en muchos países pero no en todos igual que aquí. Casi siempre es en febrero, los días anteriores al miércoles de ceniza, pero otras veces en marzo, como el año pasado. Este año ha sido el 12, 13 y 14 de febrero. Los carnavales más importantes son el de Río de Janeiro en Brasil, Venecia en Italia, Colonia en Alemania y Cádiz y Tenerife en España. Consiste en ir disfrazado de piratas, princesas y muchas cosas más. Te disfrazas para divertirte. El carnaval también es una fiesta tradicional de Villar del Arzobispo, un pueblo de Valencia.

Los carnavales de Villar del Arzobispo están organizados por una comisión de unas cincuenta personas. Se reúnen en un local destinado a los carnavales casi todos los viernes del año. Trabajan en equipo y con mucho esmero. Para pagar la fiesta venden loterías, hacen rifas y verbenas, y también reciben ayudas de algunas instituciones.

Durante muchos años esta fiesta estuvo prohibida. La idea de recuperar el carnaval de Villar partió de la peña Cronopios, un grupo de personas que se reunía en un bar llamado así. Esta peña buscó datos sobre cómo se celebraba antiguamente pero no había ningún documento. Por eso preguntaron a las personas mayores. Todos los miembros de la peña eran igual de importantes, aunque nombraron a Mariví “la Matea” como primera presidenta. En 1981 planearon el carnaval y al año siguiente ya lo hicieron con desfile. El primer carnaval consistió únicamente en un desfile de disfraces. También soltaron conejos y un cerdo embadurnado con manteca para que lo cogieran los chiquillos. Para comer hicieron olla churra, un plato típico de Villar del Arzobispo. Los primeros carteles se hicieron a mano. Desde entonces todos los carteles se conservan en el local de carnavales como parte de su historia. Toda la fiesta costó 19.000 pts. Poco a poco se fueron recuperando tradiciones como las anteriores y creando nuevas actividades como el concurso de murgas, el chinchoso y el entierro de la morca. Últimamente también se celebra una gala de drag queens que son chicos disfrazados de chicas.

ceip-fabian-y-fuero-carnaval-villar-del-arzobispo (10)

El disfraz tradicional es el de botarga y consiste en colocarse una cesta de vendimiar sobre la cabeza, almohadones alrededor del cuerpo y se tapa todo con un cubre para deformar la figura. En los pies se solían poner unas botas de agua o unos zapatos del revés. Les acompañaba un conjunto musical con acordeón, guitarras y caja. Otro personaje típico era el Tío de la “higuica”. Es un señor vestido a la antigua usanza que sujetaba un higo seco atado a una especie de caña de pescar, mientras que con la otra mano le pegaba con un palo para que los niños que se la querían comer no la pudieran alcanzar. El tío de la “higuica” cantaba: “Con la boca sí, con la mano, no…”. Estos dos personajes, las botargas y el tío de la “higuica”, desfilan por las calles del pueblo durante la tarde del viernes de carnaval. Las botargas incomodan a quienes las miran diciendo: “Guru, guru, que no me conoces”. Dicen que es porque antes una tribu bereber habitaba estas tierras y sus mujeres siempre lanzaban este grito.

El carnaval comienza el jueves con el desfile del Centro de Discapacitados “Las suertes”. Sus miembros desfilan con ilusión, esmero y para ello realizan mucho trabajo. Por la noche se reparten unos 1500 bocadillos de embutido: longaniza y morcilla (aquí llamada morca). Una morcilla (morca) gigante, disfrazada como los miembros de la comisión, es la protagonista de la fiesta. Está fabricada de madera y papel y la crea la comisión de carnavales y un carpintero del pueblo llamado Edmundo Porter. El primer día se traslada desde el local donde se ha fabricado hasta el Patronato, un lugar en el que esperará a ser enterrada el sábado. La morca simboliza que en cuarenta días los creyentes no podremos comer carne, como cuando Jesús estuvo cuarenta días en el desierto sin comer ni beber. Finalmente se quemará acompañada por la banda de música Unión Musical Santa Cecilia, que toca una canción triste al comenzar y después una canción frenética. Delante va una procesión de antorchas. Hay miles de personas y fuegos artificiales.

El viernes tiene lugar el carnaval escolar, igualito que el de los mayores, solo que con disfraces hechos con bolsas de plástico por nuestras madres y padres en el colegio y con una morca más pequeñita. Por la tarde desfilan las botargas y el tío de la “higuica”. Y por la noche las murgas se encargan de satirizar y criticar lo sucedido en el pueblo durante el año. El concurso comenzó en 1986 y es uno de los actos más esperados por la población. También se celebra en Cádiz y otros lugares de España.

ceip-fabian-y-fuero-carnaval-villar-del-arzobispo (13)

Cartel ganador del carnaval Escolar 2015

Sobre unas quince charangas de Villar y su comarca animan el desfile de carnaval del sábado por la tarde. No paran de tocar y todas las personas disfrazadas en grandes comparsas no paran de bailar durante todo el recorrido. A las que ganan les dan un premio. Animan a todo el pueblo, con lo que casi todo el mundo baila. Sin estas bandas, este desfile tan importante en toda la Comunidad Valenciana no sería posible. En los primeros carnavales cerraba el desfile un dragón de cartón llamado Agapito. En los años siguientes las mascotas fueron la araña Consolación y el dinosaurio Emeterio. Hoy en día estas figuras ya no participan en el carnaval. Después se quema al chinchoso en la calle de Las Cruces. Es la caricatura de alguien que ha hecho algo malo, metida en una jaula, y casi siempre tiene un parecido con algún famoso de actualidad. Antes de quemarlo, unos “correfocs” montan un gran espectáculo.

Durante todos los días que dura el carnaval hay una feria que se coloca en la avenida Aragón, al lado del campo de fútbol, para que los niños puedan jugar. Llegan atracciones de todos los lugares, como los coches de choque o el pulpo, y muchas más. Podemos encontrar paraetas con golosinas o comida. A todos, lo que más nos gusta es la feria. Nos gusta porque nos divertimos en las atracciones. Da mucha alegría al carnaval.

Para mejorar el carnaval, algunos compañeros cambiarían los bocadillos de embutido por chocolate con churros y buñuelos; otros, algunas de las cosas que beben los mayores por chuches, o nombrarían una comisión infantil y bajarían los precios de las atracciones y mejorarían su seguridad. Otros harían que los niños fueran adultos y los adultos, niños. El carnaval debería durar más tiempo.