Lunes, 27 de marzo de 2017
Twitter Facebook Google Plus Youtube

El padre de Jaimito lo manda a comprar balas.

0

Después, la madre le pide que le compre unos supositorios. Al día siguiente va el padre de caza y al volver le dice a su mujer:
– No sé lo que pasa que le he dado a todos los patos y no he matado ninguno.
– Pues anda que yo, que me he tirado un pedo y ¡he matado al gato!